Recién nacido

5 hábitos que favorecen la salud de tu bebé

5 hábitos que favorecen la salud de tu bebé

Nuestros bebés son esponjitas que apenas están conociendo el mundo y aprendiendo sobre todo lo que está a su alrededor, por lo que se la pasan explorando, pero también están comenzando a tener hábitos que mantendrán cuando crezcan. Por esta razón es crucial que, como padres, comencemos a enseñarles ciertas prácticas que ayudarán a que nuestro pequeño esté mucho más saludable, pero que también aprenda a que su salud es muy importante.

Si quieres aprender cuáles son esos hábitos que te ayudarán en tu maternidad o paternidad, ¡sigue leyendo! Porque en Romeo Kids te contamos.

1. ¡Deja que tu bebé explore el mundo!

Muchas veces creemos que porque nuestro bebé está pequeño es mejor apartarlo de las cosas que pueden “hacerle daño”, pero este es un comportamiento que le hace mucho más daño. Los bebés necesitan explorar y comprender el mundo que está a su alrededor, apenas lo están conociendo y deben interiorizar qué les hace bien y qué no. Por ende, es necesario que explore su entorno desde el suelo, desde su perspectiva.

Esto le dará autonomía a tu bebé y comenzará a comprender todo lo que lo rodea, no te decimos que lo dejes sin supervisión, solo que lo dejes gatear, caminar, probar por sí solo, ¿cómo sabemos que una abeja no se toca? ¡Cuando recibimos el pinchazo! Eso mismo pasa con nuestros pequeños, ¿cómo pueden asociar las cosas y desarrollar sus funciones motoras y de aprendizaje? ¡Dándole un poco de libertad!

2. Alimentación sana, la clave para una vida saludable

Cuando comenzamos a darle alimento sólido a los bebés, muchas veces creemos que, porque a nosotros no nos gusta, a ellos tampoco les gustará, pero la realidad es que ¡ellos apenas están descubriéndolo! Por esta razón, para generar hábitos saludables y que se interese más por las frutas y verduras, en lugar de los chocolates o los fritos, debes hacer de la alimentación sana una actividad divertida.

Los niños aprenden por asociación e imitación, por lo que al mostrarles formas divertidas de comer y lo rico que son los alimentos naturales, tu bebé se interesará más por estos. Si no le gusta un alimento al instante, ¡no te preocupes! Más adelante puedes dárselo en otras presentaciones. Déjalo que explore las comidas, texturas y sabores, porque para él son nuevas experiencias. También te recomendamos que no le presentes alimentos altos en azúcar, grasa e incluso ultra procesados, a tan temprana edad.

3. Pasea y pasa tiempo de calidad con tu bebé

Nosotros somos el mundo para nuestros hijos, por lo que es importante generar vínculos que nos ayuden a fortalecer esa relación. Tener rutinas y espacios de paseo en la calle o hacer ciertas actividades con ellos, ayudará al fortalecimiento de esos vínculos. Tú eres la “guía turística” de tu pequeño, él conocerá el mundo que tú le muestres, por lo que generar espacios de conexión con la naturaleza, animales, personas, niños, actividades físicas, promoverá el desarrollo de una vida más activa y social.

4. Mantén al margen su conexión con las pantallas

Si bien las pantallas son una excelente ayuda cuando necesitamos descansar unos minutos de nuestros bebés o necesitamos hacer otras actividades, lo cierto es que el uso indiscriminado de estas (más que todo con tablets o celulares), puede crear hábitos totalmente dañinos e incluso, puede exponer a nuestros pequeños a ambientes que no deberían de explorar todavía.

Lo mejor es que regules estas actividades y seas intencional con el contenido que le muestras a tu bebé, procura que sean canciones, programas, juegos o aplicaciones con las que pueda aprender, pero que también lo diviertan. Por otro lado, mantenlo alejado, a una distancia prudente, de la pantalla, porque de lo contrario, los rayos de esta pueden afectar su salud ocular. Evita estas actividades en la noche o en zonas con poca luz.

5. Rutina de aseo

Uno de los hábitos que más van a beneficiar la salud de tu bebé son las rutinas de aseo. Desde que es un recién nacido puedes ir inculcando la importancia de mantenernos limpios, de bañarnos, de lavar nuestras manos o nuestros dientes, pero ¿cómo? A través del diálogo. Solo descríbele todo lo que haces, ¿le estás limpiando el pañal? Explícale el procedimiento y explícale por qué. Puede ser un poco “ilógico” porque tendemos a creer que no nos “entienden”, pero esto te ayudará a que, a la hora de enseñarle a hacer las cosas por sí solo, sea mucho más receptivo.

Comenzar a crear hábitos saludables con nuestros bebés es una fase súper importante porque serán las rutinas más fuertes que tendrán. Sin embargo, recuerda que con cada hábito que quieras desarrollar, es necesario que le expliques qué vas a hacer, cómo y por qué lo haces, ¿le enseñarás a cepillarse los dientes? Muéstrale la acción, explícale cómo hacerlo y dale razones de por qué hacerlo.

Si te gustó este contenido, te invitamos a leer nuestro blog, donde encontrarás mucha más información sobre la maternidad y paternidad, porque estamos juntos en todo este proceso, ¡cuenta con nosotros!

¡Tu opinion es
importante!